Te echaba de menos

Que cómodo estoy sentado en el sofá y viendo la tele. Calma, te echaba de menos. Silencio a ti también. Y siguió mirando la pantalla apagada, feliz. Sin necesidad alguna de apretar el botón de encendido para ver empezar el circo televisivo de todos los días.