Sin rastro

Y me disparas directo al corazón. Ni rastro de sangre aparece por ningún lado y, sin embargo duele, tanto que casi consigue hacerme desvanecer. No se cual es el tipo de arma con la que disparaste, quizá lo más moderno que existe ya que es invisible a la vista o tal vez, lo más conocido … Sigue leyendo Sin rastro

Vida mía

Madre, abuela, bisabuela, incansable trabajadora y excepcional mujer. En el cofre latente de mi corazón tengo abrazados tú ser, tu mirar, tus sonrisas y tu amor incondicional. Miraré de cuidarte en mi recuerdo, de cantarte, de contarte mis anécdotas, dudas, rutinas y miedos. Mientras el reloj de mi vida gire, intentará latir con fuerza para … Sigue leyendo Vida mía

Hacia el cielo

Déjame en paz. En aquella paz que te deja extasiado tras un beso cándido en apariencia. Un ósculo dado con labios carnosos, suaves con piel de lobo. Si, porque tiene veneno incoloro, dulce que te hace enloquecer y trepar rápidamente, como hiedra hacia el cielo.