Borra esa sonrisa

Llega un momento que se me agota el vocabulario para decirte que borres esa sonrisa de tú boca. He llegado a pensar que tus labios están bloqueados y no los puedes mover. Al menos, no haces el esfuerzo por intentarlo. No serás ficticio,  ¿verdad? Mirándote, recuerdo a un muñeco de feria de principios del siglo pasado. Aquellos que dan pavor con sólo mirarles la cara y ya no te cuento el miedo que dan, si mueven alguna parte de su cuerpo. Tampoco quiero mirarte demasiado, intimidas malévolamente.

Los muñecos parece que no puedan ir más allá de la caja de cristal en la que están contenidos y conservados para evitar su natural envejecimiento y deterioro. Aunque tampoco pondría la mano en el fuego para asegurarlo. Pero aún, sin aparentemente poder salir de ahí, creo que si tuvieran vida, sus intenciones traspasarían al otro lado del cristal. Eso es justamente, lo que te pasa a tí, lo que transmites intencionadamente y clavas el dolor hasta llegar al alma. Entonces es cuando sonríes. Y es entonces cuando despierto y se borra esa sonrisa de tú cara!

4 comentarios en “Borra esa sonrisa

  1. ¡Me encanta la vuelta que le das a una sonrisa! De verdad, se me ha puesto la carne de gallina… Transmites mucho con tus palabras y muestras otras caras sobre las que hablar. Ay… Esas sonrisas de payaso de feria… ¡Qué horror!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s