Frío

¿Cómo puedes ser tan frío? Tan poco empático. Te quedas aletargado cuando no lo queremos y vuelas en los momentos que tanto queremos abrazarte. En los instantes que necesitamos hacer eternos. Pero no, sopla un poco de brisa a tú favor y haces que desaparezcan.

Tiempo, gélido como el hierro en pleno invierno, poco afable, nada cercano. El día que quieras algo con todas tus fuerzas y tus manecillas te lleven la contraria, quizás ese día, entenderás el motivo de mis lágrimas.

 

img_20150406_110030

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s