Sin rastro

Y me disparas directo al corazón.

Ni rastro de sangre aparece por ningún lado y, sin embargo duele, tanto que casi consigue hacerme desvanecer.

No se cual es el tipo de arma con la que disparaste, quizá lo más moderno que existe ya que es invisible a la vista o tal vez, lo más conocido por todo el mundo, querido y temido a la vez porque si te da, te marca y te deja al amparo de los deseos de la otra persona y con la angustia e incerteza de no saber hasta quien sabe cuando, si ese amor es correspondido.

Espero que no seas cruel y el tiempo de respuesta, sea tan leve como un suspiro.

2 comentarios en “Sin rastro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s