Partitura

Note

 

Pocas veces se puede disfrutar tanto las pocas horas que nos deja el trabajo diario. Hoy al acabar mi jornada he decidido que no haría ninguna tarea doméstica. Mi cuerpo me pedía relajación.

Al llegar a casa, justo en el momento de meter la llave en la cerradura, escuché un débil pero continuado sonido, casi aire, brisa de puntillas. Era tan leve que invitaba a compartir desconexión.

Entré en el salón para dejar momentáneamente el abrigo y te vi sentado al piano. Me senté en el sofá y sentía como él, me iba atrapando con suavidad y me iba tumbando en su regazo, sin que yo, apenas me diera cuenta.

Seguía observándote y te veía mover las manos de un lado a otro del piano mientras mirabas la partitura. Que placer verte disfrutar y entusiasmarte en tú afición casi delirante.

Tras varios minutos, giraste la cabeza y me miraste. Le diste la vuelta a la banqueta y me saludaste con una enorme sonrisa esbozando tus labios.

Me preguntaste si me gustaba como tocabas. Claramente te respondí: “Eres un virtuoso. Nadie hace sonar el piano de teclas de aire como tú”.

 

4 comentarios en “Partitura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s