El regalo más grande

IMG_20150606_145747

Te voy a echar de menos aunque sepa que te volveré a ver pasado mañana.

Cuarenta y ocho horas son demasiadas para obviar que no estás. 

No pienso tocar nada. Dejaré todo tal y como lo dejaste. Quiero creer que el tiempo se paró en el instante que saliste por la puerta de casa con la mochila a cuestas y que no volverán a girar las agujas de mí reloj hasta que vuelvas. Cada día intento enseñarte alguna cosa nueva que te haga crecer como persona. Pero confieso que aprendo más de tí que tú de mí.

Veo como vas parando junto a las vallas que irrumpen el camino por donde andas y como las saltas para superarlas. Tomándote el tiempo que cabeza y corazón te requieren. Para nada lento. Paso firme y seguro para afianzar conocimiento, para hacer brotar seguridad, para alimentar piel, alma y vida.

Mil gracias por darme tus abrazos, risas, lágrimas, tú humor confundido, tú mano que ayuda a levantarme y que intenta evitar que caigas con dureza al suelo.

 

Hace diez años no te conocía y hoy no podría existir sin tí. Una gota creciente en mí interior, una década inolvidable que quiero que se multiplique por diez. ¿Pido lo imposible? No lo se, pero yo quiero intentarlo y lucharé por conseguirlo. Seguiré escribiendo el libro de mí vida con tú letra y la mía. El regalo más grande que te pueden dar y me lo ofreces a tú en cada suspiro.

 

4 comentarios en “El regalo más grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s