A un erizo azul

Las esmeraldas del caos que giran alrededor de Sonic, parecen desparecer. Tras dar miles de vueltas, este insólito erizo, puede convertirse en Súper Sonic gracias al poder que le dan estas piedras preciosas. Se transforma en un héroe lleno de púas color mar intenso que deslumbra los ojos de quien le mira.

Alguna vez, un vecino suyo llamado Mario, fontanero de profesión, se pone algo tonto de envidia e intenta imitarlo. Va en busca de una Flor de Fuego a la adora y casi sueña. La tiene escondida en un pequeño baúl de su trastero. Su objetivo, algo egoísta y competitivo, es conseguir dar más vueltas e intentar que sean más impactantes que las volteretas imposibles de su reprobado convecino. Una flor algo desgastada por un uso casi excesivo, y, como todos los seres vivos, un día u otro se le acaba el aire y las fuerzas por siempre más.

Sale de su casa y llama a la puerta de nuestro amigo azul y le propone un reto. Él lo acepta y salen a la calle a cumplir su misión, a enfrentarse cara a cara en duelo.

Pusieron dos contadores de vueltas y el desafío consistía en conseguir dar más vueltas que el adversario.

Mario tiene un fin algo más oscuro que ganar a Sonic haciendo más vueltas uno que otro. Pretende ganar con malas artes y robarle las esmeraldas que en otra época fueron la pasión de la reina faraónica, según cuentan, de Cleopatra.

Contadores a cero y cuenta atrás: tres, dos, uno… ¡Ya!

Mario coge la Flor y empieza a girar, Sonic hace lo mismo con las esmeraldas y sigue a la par que su oponente. Cada vez, el envidioso vecino se acerca más al erizo y estira un brazo y  le lanza la Flor de Fuego para hacerle caer.

Lo consigue.  Su contrincante cae al suelo, mientras grita por el dolor que le producen unas púas ardiendo. Mario impasible, grita “He ganado” y Sonic le responde: “si, has ganado lo que una persona nunca debería perder.¿Has visto una Flor de Fuego hecha cenizas? Eso es justamente lo que has hecho. Matar a quien más querías”.

Este micro lo dedico al co-autor de este escrito en algunas de las frases. Un enamorado de los videojuegos de este erizo casi estresante, diría yo! 🙂 Este niño, es la persona que más amo del mundo y de la que aprendo cada día alguna cosa, desde el día que nació. De eso hace casi diez años.

 

 

 

 

2 comentarios en “A un erizo azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s