Etéreo

No me toques.. aunque tampoco insistiré en repetirlo, será difícil que lo consigas.

No me mires ¡ya que poco me puedes ver! Intenta besarme, quizás puedas rozarme, solo quizás. Aunque se que tal como vengo me iré.

No es que esté lleno de insoportable egocentrismo. Soy muy poco físico, apenas podrás percibirme al no ser que mi enojo se desboque ante tí.

El aire que te acompaña en una dulce siesta, el vendaval que arrasa con furia con mirada vendada te habla sin esperar respuesta.

536

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s